Beats, la innovación de la misión

Beats Electronics, fundada en 2008 por el cantante y productor musical Andre Young «Dr. Dre» y Jimmy Iovine, el presidente del sello discográfico estadounidense Interscope, consiguió en muy poco tiempo, y gracias en gran medida a una campaña de marketing muy potente, un éxito arrollador que les ha permitido vender sus productos, especialmente sus auriculares.

___

Jimmy Iovine persuadió a Steve Jobs (Apple) y logró que el iPod estuviera en el videoclip P.I.M.P. del rapero estadounidense 50 Cent. Esta aparición elevó las ventas de iPod lo suficiente como para que Apple volviera a Iovine para conseguir estar en más videos.

Una visión secundaria de Iovine fue su sed por la calidad de audio. Jimmy Iovine, como productor de discos, apreciaba el gran audio y el impacto que podría tener en el disfrute de la música. La generación actual no ha experimentado la música de buena calidad; escuchan archivos MP3 (formato de audio comprimido) descargados ilegalmente en sus iPods con auriculares de mala calidad.

El inicio

Jimmy Iovine se acercó a Andre Romelle Young, más conocido como Dr. Dre para comenzar una compañía de productos musicales. En ese momento, Dr. Dre era un artista de música reconocido y productor de muchos otros artistas como Snoop Dog, Eminem, 50 Cent y Kendrick Lamar.

En su permanencia en Interscope, Jimmy Iovine encontró dos tendencias que estaban dañando la industria musical: auriculares de baja calidad y música pirateada. La opinión de Iovine era que el impacto emocional de la música se pierde con la pobre calidad de sonido, y que Beats existía para devolver la emoción. Las generaciones que escucharon música de discos de vinilo y CD valoraron los amplificadores, los altavoces y los auriculares de alta calidad. La generación del MP3 nunca antes habían escuchado música de la forma en que estaba destinada a ser escuchada. Descargar música de forma ilegal significaba que los archivos de música fueran de baja calidad, y los auriculares blancos y baratos de Apple, junto con el iPod que dominaba el mercado, no podían reproducir los tonos graves, ni los de alta frecuencia.

Dr. Dre estaba interesado en iniciar una compañía de zapatillas deportivas y Jimmy Iovine estaba interesado en hacer altavoces. Los dos estuvieron de acuerdo con la premisa de Iovine, de brindar calidad de sonido a la generación más joven, y confluyeron en los auriculares.

El producto

Incluso antes de fundar su empresa, consultaron con Robert Brunner, diseñador industrial, sobre el diseño y el desarrollo de productos, una relación que continúa hasta hoy. Bruner fue anteriormente el jefe de diseño de Apple, pero en ese momento era fundador y diseñador principal de Ammunition, una consultora de diseño. Luego se asociaron con Monster Cable para la ingeniería, fabricación, logística y ventas.

Iovine y Dre pusieron prototipos en las manos de los artistas y productores de discos más grandes del mundo. Iovine también presentó los prototipos en su oficina en Interscope a M.I.A., Pharrell Williams, Gwen Stefani, Will.i.am y otros. Este proceso no solo les dio una valiosa retroalimentación, sino que también hizo que los artistas invirtieran en el producto y su misión, que sería un activo muy importante.

Iovine envió un par de auriculares de preproducción a LeBron James para obtener más comentarios. LeBron pidió 15 más, y pronto aparecieron en los oídos de todo el equipo del equipo de baloncesto de los Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008.

Es importante mencionar que en ese momento Beats no era el propietario del diseño, los medios de producción ni el canal de ventas. Lo único que poseían era la marca.

Publicidad por emplazamiento

Antes y después del lanzamiento del producto, los auriculares Beats by Dre aparecían con mucha frecuencia en los videos musicales de Miley Cyrus, Nicki Minaj, Snoop Dogg, Lady Gaga, Wiz Khalifa y muchos más. Su presencia en videos musicales fue fundamental para la estrategia de marketing de Beats by Dre. La experiencia de Jimmy Iovine con el iPod en el video de 50 Cent le mostró el poder de los medios.

Recibieron excelentes ubicaciones en videos musicales por una variedad de razones. La razón principal es que Iovine y Dre tenían relaciones con los mejores artistas y podían negociar acuerdos de publicidad por emplazamiento (product placement). El respaldo de Beats por parte de Dr. Dre aportó su marca y credibilidad al producto, además, los artistas a los que se les había pedido su opinión sobre el producto ya estaban emocionalmente interesados en su éxito.

La segunda razón por la que estaban en videos musicales fue su precio. Eran lo suficientemente caros como para convertirse en un símbolo de status, por lo que encajaban con otros símbolos de como fajos de billetes, Mercedes, Rolex, etc.

La tercera razón fue el estado de la industria musical. Los videos musicales se encontraban en un período de transición entre la televisión por cable (MTV) y la transmisión en línea (YouTube / VEVO) y el dinero que se estaba invirtiendo en videos musicales estaba en un punto bajo. La industria musical también estaba en un gran ajuste y las compañías de producción de artistas, sellos y videos musicales tenían que estar abiertas a nuevas fuentes de ingresos para mantener sus salarios y presupuestos.

La cuarta razón fue la agilidad corporativa de Beats y la rápida toma de decisiones. Jimmy Iovine y Luke Wood, el presidente de Beat, fueron muy hábiles a la hora de hacer tratos. Tuvieron la oportunidad de incluir los audífonos Beats en el video musical del hoy infame Blurred Lines de Robin Thicke y Pharell Williams cinco días antes de la filmación y lograron el acuerdo.

Las alianzas

Nada vende tan bien como la exclusividad, y Beats realizó, en septiembre de 2009, su primera incursión en la incorporación de su tecnología en otros dispositivos con la edición limitada de HP Envy 15. El uso de Beats Audio en computadoras portátiles y tabletas HP se generalizó hasta el 2015. Este fue un paso genuino en la misión de Jimmy Iovines para mejorar la calidad de la música y devolverle la emoción del sonido, porque vio las pésimas tarjetas de sonido en las computadoras portátiles como una barrera para la experiencia auditiva. También había Beats en los autos; en los modelos Dodge, Crysler y Fiat. Tanto a HP como a Crysler les fascinaba los acuerdos con Beats porque empujaron a los compradores hacia modelos de gama alta y paquetes de opciones.

La taiwanesa HTC compró una participación mayoritaria en Beats en agosto de 2011. El fabricante coreano de teléfonos inteligentes estaba luchando por mantenerse en el mercado de teléfonos Android de gama alta y compró Beats para crear un acuerdo de licencias y fabricar sus productos. Las presiones financieras adicionales obligaron a vender las acciones de vuelta a Dre e Iovine; un movimiento que le costó a HTC cientos de millones de dólares cuando Apple compró Beats, pero nos estamos adelantando.

Aunque Dr. Dre y Jimmy Iovine fueron el dúo dinámico de Beats, durante mucho tiempo la compañía fue solo la mitad de la fórmula. Monster Cable colaboró ​​en el diseño y se encargó de la producción de los auriculares Beats durante cinco años, sin embargo, una vez culminado el contrato exclusivo, fue olvidado.

Las celebridades también fueron parte de estas alianzas. Justin Bieber respaldó las versiones de edición limitada en color púrpura de los auriculares llamándolos JustBeats. Lady Gaga tenía joyas en las ediciones personalizadas de los auriculares llamados Heartbeats. Y, finalmente, P.Diddy tuvo su versión de los auriculares llamada DiddyBeats. Hablamos antes sobre cómo Beats consiguió que los artistas invirtieran en su éxito; Estas ediciones personalizadas llevaron esto al siguiente nivel.

El futuro

La generalización de la banda ancha permitió la popularización de servicios de streaming de música, es decir, sitios web o aplicaciones que permiten escuchar música en directo sin descargarla. La popularización de smartphones y tablets convirtió esta posibilidad en un negocio de lo más atractivo.

Beats comenzó su propio servicio de transmisión de música para competir con Spotify, Google Music y otros. Se enfocaron en la calidad de la música (altas tasas de bits) y en las listas de reproducción curadas por artistas de la música e influencers. Nunca lograron mucho éxito con solo 250 000 suscriptores cuando fueron comprados.

En 2014, ocho años después de su fundación, Beats fue adquirida por Apple por $3.2 mil millones de dólares. Iovine y Dre habían logrado el éxito. Tras el traspaso, Jimmy Iovine se convirtió en ejecutivo al frente del servicio de música por streaming Apple Music.

Lecciones para tu marca

Dejando de lado los contactos, experiencia y capital que tuvieron Jimmy Iovine y Dr. Dre para crear Beats, debemos destacar la conceptualización de su emprendimiento, convertido en misión: traer de vuelta la emoción de escuchar/disfrutar la música con una buena calidad de sonido. Seguido de compartirla con artistas musicales quienes se involucraron emocionalmente con la marca para luego diseñar y desarrollar el producto. Sin conocimientos técnicos, ni canal de ventas o cadena de logística. Solo tenían una marca.

Al final, Beats es todo lo que una marca debería ser. Lograr fuertes asociaciones entre el estilo de vida del artista y la mente de los clientes. Revolucionar y revitalizar (innovar) una industria obsoleta a través de la marca. Animar a comprar auriculares de calidad a través del poder de la marca.

Fuentes:
https://www.youtube.com/watch?v=aXsI7DqgHyM
https://www.pastemagazine.com/articles/2014/10/designer-of-beats-by-dre-robert-brunner-reflects-o.html
https://9to5mac.com/2016/12/21/apple-beats-design-firm-ammunition-beatsx-beatsep/
https://www.inc.com/audacious-companies/burt-helm/beats.html
https://www.theverge.com/2014/5/9/5699032/beats-by-dre-visual-history
https://brandmarketingblog.com/articles/good-branding/lifestyle-brand-case-study-beats-by-dre/